Noticias

Solamente 7 países cumplen con los niveles de calidad del aire recomendados por la OMS

Compartir

Pakistán e India lideran el ranking de los países más contaminados, en el que España ocupa el puesto número 95.

Tan sólo siete países cumplen con los niveles de calidad del aire recomendados por la Organización Mundial de la Salud (OMS). Australia, Estonia, Finlandia, Islandia, Nueva Zelanda, Mauricio y la isla de Granada son los únicos que están bajo los niveles contaminación recomendados de partículas en suspensión, según un informe de la organización IQAir a partir de los datos de 30.000 estaciones de medición en 134 países.

Pakistán, con niveles hasta 14 veces superiores a los estándares de la OMS para las así llamadas PM2,5 (partículas en suspensión de menos de 2,5 micras), encabeza la lista de los países más contaminados del mundo, seguido de India, Tajikistán y Burkina Faso. España figura en el puesto 95.

El informe destaca cómo la calidad del aire en las ciudades de China se ha deteriorado notablemente por el repunte económico tras la pandemia, que se ha traducido en un aumento del 6,5% de los niveles de PM2,5. Canadá figura también entre los países con menor calidad del aire por el impacto de los incendios que arrasaron 16,5 millones de hectáreas en el 2023 y cuyo efecto se sintió en decenas de ciudades en Estados Unidos.

La contaminación es responsable de hasta 7 millones de muertes prematuras al año en todo el mundo

La OMS considera la contaminación como «el tabaco del sigo XXI», responsable de hasta siete millones de muertes prematuras al año en todo el mundo y con especial incidencia en la población infantil. Se estima que más del 90% de lo niños en todo el mundo respira un aire contaminado por encima de los niveles recomendados.

El tráfico rodado, los motores de combustión (es especial los vehículos diésel) y la actividad industrial son los principales causantes de los altos niveles de partículas en su suspensión PM 2,5, el mayor indicador de las contaminación urbana junto al dióxido de nitrógeno.

Las partículas en suspensión tienen una gran capacidad de penetración en las vías respiratorias y sus altos
niveles están relacionados con con el aumento de afeccione pulmonares como la bronquitis y el asma y
enfermedades cardiovasculares.

Subscribe To Our Newsletter

Get updates and learn from the best

Últimas entradas

Síguenos en Twitter

Síguenos en Facebook

¿Necesitas más información?

Contáctanos ahora y te contestamos con lo que necesites